En conversación con Fran García-Huidobro y Nacho Gutiérrez en Cómplices, su programa online, Ingrid Cruz habló sobre diversos aspectos de su vida laboral.

En esa línea, la actriz reveló lo difícil que era tener roles en teleseries si uno era más “rellenita”, dado que los directores hacían muchas exigencias respecto al cuerpo de las actrices.

“Tengo una hija adolescente que me enseña mucho acerca del body positive”, declaró. “Nosotras venimos de una generación donde el cuerpo estaba súper marcado, sobre todo las que trabajamos en la tele”, agregó.

Tomábamos pastillas para bajar de peso, ¿Cuánta cosa uno no hacía en los 2000? Porque si no, no estabas en el estándar de lo que la televisión te pedía y te lo hacían saber sin ningún problema”, comentó.

Luego, confesó que “uno tenía que ser flaca, yo sufría porque tenía pechugas”.

Ingrid también habló sobre cómo han cambiado los tiempos, asegurando que “uno al tener una red social tan amplia también tiene que dar con el ejemplo. Soy actriz, trabajo con mi cuerpo, me tengo que alimentar bien para que mi cuerpo se vea armónico a lo que yo soy, me tengo que cuidar la piel, me alimento bien”.