Lo que ocurrió en nuestra comuna de Purén el día de ayer donde dos Personas Mayores resultaron fallecidas, producto del impacto de una camioneta que provocó este accidente lamentable que le costó la vida a dos vecinas de nuestra ciudad, debe hacernos repensar el Purén que estamos construyendo.

Desde hace ya cinco años a la fecha me vengo percatando de la liberalidad que nuestro pueblo esta sufriendo en varios aspectos de seguridad pública, carencia de resguardo por parte de Carabineros y no lo digo por su capacidad de reaación frente a los diversos sucesos negativos que han estado ocurriendo sino que me refiero a un tema de CONTINGENTE, se necesita en Purén una mayor dotación de personal porque la ciudad no es la misma de hace cinco años atrás.

Existe hoy una suerte de PUEBLO SIN LEY no porque no existan las leyes sino porque hay ciertos focos de rebeldía los cuales hacen lo que quieren y que comienzan a provocar el miedo entre la ciudadanía y eso hace que impere la ley del mas fuerte , peligrosamente me temo que podamos llegar al secuestro de la tranquilidad de nuestras poblaciones , plazas, parques y espacios públicos de uso común.

Lo que ayer paso es parte de una serie de eventos que van sumándose a esta crisis de seguridad que nos esta afectando , robo de vehículos a plena luz del día en lugares públicos, asalto a casas particulares, asalto armado en la plaza más linda de Chile, conducción en estado de ebriedad con resultados de muerte, menores de edad manejando vehículos, carreras clandestinas los fines de semana a vista y paciencia del pueblo, fiestas particulares con peligro de focos de contagio en plena PANDEMIA osea quien hace este análisis y puede darme una respuesta coherente con el PUREN que hoy estamos viviendo y que lejos esta de ser el pueblo tranquilo y seguro que teníamos hace varios años atrás.

Sin lugar a duda todos podemos aportar a recuperar nuestra tranquilidad y seguridad, pero no depende de la vecindad sino de organismos públicos y autoridades electas convocar a los organismos y fuerzas vivas para efectivamente elaborar , levantar , crear o reactivar un plan de seguridad ciudadana que apunte a no solo a detectar sino denunciar y erradicar estos agentes negativos y sus conductas delictuales que empañan nuestra identidad como una comuna tranquila y amigable entre sus habitantes.

OSCAR CARRASCO SILVA
¡SI SE PUEDE!