No es poco habitual que en zonas concurridas se observe a personas fumando. Al aire libre no está prohibido, considerando la ley de tabaco, pero no estamos en tiempos normales y la pandemia genera que para realizar esta acción se transgreda una medida vigente.

El uso de mascarillas es obligatorio en la actualidad, una medida que baja su nivel de eficacia si quien está contagiado no la usa, lo que justamente puede ocurrir al fumar. Eso y la manipulación constante del tapaboca que tampoco es recomendable.

La broncopulmonar del Hospital Clínico de la Fuerza Aérea, Carolina Herrera, agregó que la probabilidad de contagio aumenta porque, al exhalar humo, esto genera que se dé un impulso mayor y por lo tanto el virus sale con más fuerza.

El infectólogo del Hospital Barros Luco, Ignacio Silva, ratificó lo anterior y agregó que se dan otras situaciones de riesgo cuando se fuma en espacios públicos.

¿Pero es viable generar un prohibición por decreto, utilizando la alerta sanitaria vigente? Para la exseremi de salud de la región Metropolitana, Rosa Oyarce, la respuesta es sí, agregando que puede ser oportuno cuando los contagios aumentan.

Los especialistas coincidieron en que el acto de fumar es una decisión personal y por lo tanto no debiera si quiera realizarse en lugares públicos, considerando que de por sí el humo ya es dañino.